martes, 15 de agosto de 2017

Fragmentación 5


Yo para iniciarme solo tenía que llegar y palpar la brisa de un encierro, arañar la herrumbre del desprendimiento improvisado en la factoría de nativos horizontes, flexionar los pies sobre los parpados frutales de una muchacha abusada en los festines de una nación musical. Cuántas veces hemos nombrado la elasticidad de la espada lacustre de cadáveres amortajados en los retratos de la flauta de humo. Afloramos nuestra sombra al otro lado de las palabras cuyas nuevas voces convocan más palabras de astros hipnotizados. Es la hora de pincelar la fosfórica simetría de la sal en los rostros, es la hora que mis labios de exilio muerdan su carne intemporal o su edad de pirueta en el feroz acicate de la albúmina del presagio. Zumba el relampagueo rapaz de la pólvora sobre alturas atrincheradas en cualquier casa mundo, la lentitud de menguante silueta sumerge su espina de aire en la página bautismal que no se recupera de su irrevocable cierzo de fusilamiento.

Han pasado mil solsticios y quinientas tradiciones, han pasado dioses parcos palpando sus antípodas en aceites fatigados, tengo tanta escritura circular pronunciando subrepticia el testamento del sol, un barranco emponzoñando las altas barandillas de mis trajes de infancia, la hondura fugaz expandida en las cuerdas arqueadas de una desmembrada oración sin tiempo que en su opinión de escritura funda en su cromatismo arácnido una nota durmiente entre los canelos, la iluminación de los equívocos donde la lengua lila estalla sus jarcias a la sentida erosion de la frente de fábula.

Roberto Novoa Olvera

Ver el post completo »

Sin título




Cuando me haya ido 

dispón un nombre que atardezca mi piel 

en los vacíos hidrográficos de la lluvia,

dispón una brizna bermeja 

enflorando el castaño mármol de su savia cristalina.

Cuando me haya ido

di que un ópalo iridiscente de estrellas melodiosas 

fraguaron el florido arrullo de un beso 

altisonante en un minuto de Paris.

Di que me he ido al oeste de la cuerda empurpurada 

Intentando disponer núbiles mástiles al registro de las caracolas.

Di que me fui azucarando la nieve de los pechos altaneros.

Di que fui vuelo en la espiga de la arena silvestre…

Roberto Novoa Olvera

Ver el post completo »

jueves, 10 de agosto de 2017

La poesía


La poesía: un parpadeo de sol editando sus corceles espumosos en el cerúleo empinado de tu cabeza sanguínea, apenas un movimiento cercano pero ajeno donde se inscribe el nombre de las doctrinas bajo la sospecha que da origen a la madre de úteros hostiles. Un puñado de agujas que en el opio de tu piel es solo ese intento de ser una página agonizando en sus espesas resinas, oyéndose cantar en la liviandad envolvente de la esfera mientras una serpiente cae a tus foscas atenuando la justificación del verso con la sombra de vuestra inexorable palidez.

Ver el post completo »

Ruta 460.5 (PM5)



Si habré de hallarte será por el nupcial traje de tus mejillas arreboladas en el tálamo de las sábanas urgentes, un mismo latido hendido en jirones pardos, una misma música arterial pregonando hiedras en soles de plata, por eso estoy llamándote desde la curva de mis festines frutales atenazando sonriente la trayectoria de los peces cantores en el atrio umbilical de la nevada página.

Es así como dispongo a reposar tu geometría pétrea, desgranando los pájaros calcinados en la vertiente de tus pestañas leves, mirando tu crepúsculo como un mes de estrellas afiladas en los escaparates del troyano muro. Tú me das doblemente ceremonia allá donde golpea el arrecife su crin en la dentadura del rayo, tú me das signo o cántaro rebelde apelmazando la sustancia puntual y heroica. Polvo enamorado encostalado en cofradías de tu casta ecuatorial.


Hice que tus ojos escruten la noche sempiterna en medio del día, hice que tus alpinos ojos vieran en todos los idiomas masticables mi vida mortal, hice de ti la elevación de un nuevo cuerpo, pámpano mojado, tu cintura de citara serenando oblonga el aroma de la tierra…

Roberto Novoa Olvera

Ver el post completo »

martes, 8 de agosto de 2017

Fragmentación 3




Y de pronto diríamos que fue necesario materializar el polvo de la memoria, y descender por las delicadas tramas de porcelana rodadas al sueño, invocando el último tramo de mis ancestros irascibles en centrífuga expansión.

Aquí, he dejado el alba del pulso en la presencia de los montes, entendiendo como la duradera espiga en combate se entregó a traición en la rúbrica del destino, siempre había sospechado que todo hace falta mientras golpea el arrecife sus vertebras contra el signo acanelado de los ríos.

Ver el post completo »

lunes, 7 de agosto de 2017

Ruta 460.5 (PM4)




Quédate, en un minuto seré tu mejor silencio, la invisibilidad de la brisa árabe en la ojiva del cristal. Viven en mis ojos marineros piel barroca, ebullición del cisne o el nenúfar, un mismo equilibrio azuzados en la insondable transparencia de las aguas.

Quédate, regresaré a ti la eternidad del vino en el estambre del ciruelo, la onda raída de los parpados despeñados en blanco equinoccial humedecerán la empuñadura de tu cabellera metálica. Tengo tanto sitio para escribirte una y otra vez sobre el viento del idioma la transmigración de criaturas dando estrofa a tu antártica casaca de la arcilla.

He de atravesar empíreo los azules o la indeleble consistencia del olímpico otoño para que el dominio nómada del cordero se atreva a tocarte de súbito en secuencias lineales y en tu pecho terrestre aguarde prolijo su lengua de amaranto.

Oh conductora del azúcar y el castigo sobre patria enronquecida, el castaño de tus uñas amasadas en la estructura salvaje de la órbita cruza sus largos velámenes en la equidad sistémica del horario submarino.



 Roberto Novoa Olvera


 







Ver el post completo »
 

MyFreeCopyright.com registrado y protegido MyFreeCopyright.com registrado y protegido
| IBSN LEGAL CODES: IBSN: 14-12-1984-00 | IBSN: 14-12-1984-01 |
| MCN LEGAL CODES: WNN3U-GRJND-UTCUR | BQP62-M2NEW-28CND |
| LAMENTO EXISTECIAL ™ © ® 2009 - 2011 | LICENCIA CREATIVE COMMONS 3.0 | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS |